¿Qué es el interiorismo emocional y cómo puede mejorar tu bienestar?

“No estoy a gusto en casa “, «siento que no estoy en mi lugar seguro., “No me siento cómodo invitando a mis amigos a cenar a casa” y otras afirmaciones revelan una discordancia entre el estado emocional de la persona y la configuración estética de su espacio vital. Las sinergias entre uno y otro, largo tiempo avaladas por la Ciencia, demuestran que el diseño y la decoración no es una cuestión de poca importancia: realmente influye en la productividad, la felicidad y la salud mental.

El Interiorismo Emocional se define como la adaptación de los espacios y su decoración a la psicología y las emociones humanas, siempre en busca de una mejor conexión entre los estados anímicos y la arquitectura de interiores.

Precisando más las características de esta disciplina, aclararemos que el interiorismo emocional no es un estilo, ni una corriente estética, como puedan serlo el minimalismo, el kitsch o los estilos nórdico y étnico. Tampoco sigue las pautas de un manifiesto o similar. Su premisa fundamental es que el entorno influye en el comportamiento y las emociones del ser humano, de forma que el color, las texturas o la disposición general del mobiliario puede hacernos sentir bien o mal, por expresarlo de alguna manera.

Interiorismo Emocional: uno y mil beneficios para el hogar

Otra seña de identidad del interiorismo emocional es el respaldo científico que recibe y del que carece, sin embargo, el resto de corrientes decorativas. Chloe Taylor, de la revista Psychology Tomorrow, atribuye su origen a la neurociencia: «los científicos están investigando mucho sobre este tema y han encontrado resultados más increíbles. Han demostrado la capacidad de los elementos de diseño de interiores para evocar una respuesta emocional positiva o negativa en las personas».

Materiales y texturas más naturales

El interiorismo emocional invita a conectar con el diseño y los materiales, el aspecto más superficial de las cosas. El objetivo no es decorar a la última, ni conseguir un living de portada de revista, sino seleccionar cuidadosamente las texturas y materiales que armonicen con la psicología de la familia o de la persona residentes.
Porque la madera transmite emociones distintas a la piedra o el metal, y lo mismo puede decirse de los tejidos naturales frente a los artificiales o de la vegetación sintética frente a la real. La Dr. Sibel Seda Dazkir de la Universidad Estatal de Oregón (Estados Unidos) publicó en 2019 una investigación acerca del impacto de las líneas curvas y las rectangulares en la psicología humana, demostrando que las primeras inspiraban felicidad y relax mientras que las segundas transmitían sensaciones de frialdad.

Mejora del orden y el espacio

Como probablemente sepas, la búsqueda de sencillez y de orden en la distribución espacial es uno de los mejores consejos para la decoración interior del hogar. El Interiorismo Emocional persigue estos mismos objetivos, pero concede un mayor protagonismo al espacio y la organización, rechazando los adornos y objetos cuya única función es rellenar espacios y fomentando la eliminación regular de los elementos prescindibles que consuman un espacio vital.

Habitar en un desorden perpetuo afecta negativamente a la tranquilidad y la relajación, asociándose con sensaciones de ajetreo, tensión e incluso estrés. Por ello, y sin ser una norma explícita, el interiorismo emocional anima a practicar un ōsōji continuo, es decir, una limpieza física del espacio para desechar todos los objetos accesorios que se hayan acumulado durante la semana y puedan estar atentando contra el orden y la armonía deseados.

El color, al servicio de la personalidad

Ríos de tinta se han vertido acerca de la psicología del color. La deco emocional no escapa a su influjo y, por consiguiente, aplica muchos de sus principios para fusionar lo físico y lo emocional en el ámbito del diseño de interiores.

El amarillo, por ejemplo, guarda relación con la felicidad y las actitudes positivas, recordando además a nuestra estrella vecina, el sol. Por este motivo, el amarillo pastel es una elección habitual en guarderías, parques y dormitorios infantiles. Por su parte, el verde se vincula con la naturaleza e inspira sentimientos de equilibrio y relajación.

El azul evoca la calma y la seguridad y ciertos estudios le atribuyen la capacidad de disminuir la presión sanguínea en las personas expuestas a este color. Sentimientos muy diferentes se consiguen con el rojo, un tono sinónimo de pasión, energía y poderío. Como es evidente, las distintas tonalidades de estos y otros colores pueden alterar su percepción, razón de más para aprender cómo elegir correctamente el color de la pintura del hogar.

Apuesta por la iluminación positiva

La iluminación juega un papel destacado en el interiorismo psicológico. ¿Acaso los entornos cálidos y luminosos no aumentan la felicidad frente a los fríos y oscuros? Que países como Groenlandia, Rusia o Kazajistán lideran el ranking de suicidios demuestra hasta qué punto la luz influye en la psique humana.

La deco emocional, valora esta realidad a la hora de disponer el mobiliario, elegir las cortinas y persianas o diseñar los vanos de las ventanas. De estos elementos dependerá la iluminación de salones y otras estancias, por lo que no deben tomarse a la ligera.

Sobre las Emociones

Empezare comentando que es una emoción; Emoción es un término que utilizamos para describir distintos estados mentales y físicos, cada uno de los cuales posee diferentes características y efectos que influyen en como manejamos nuestra atención, tomamos decisiones, nos comportamos y nos expresamos.

Estas, afectan como nos sentimos, como pensamos, que decimos y que hacemos. Los efectos de las emociones influencian directamente la forma en que percibimos nuestro día a día, afectando la forma en que clasificamos la información, tomamos decisiones, evaluamos riesgos y resolvemos problemas.

Sobre el Diseño Emocional

El Diseño Emocional es el estudio profundo de las dimensiones básicas de las emociones y su estrecha relación con lo diseñado, permitiendo la creación de modelos que nos ayudan a entender y diseñar para obtener respuestas emocionales, logrando balancear las emociones de los usuarios y prediciendo los niveles emocionales en los que debe enfocarse nuestro diseño. Pasamos de diseñar espacios prácticos que funcionan y se entienden bien, a espacios que se disfrutan, que reportan placer y hasta diversión, en definitiva, logran capturar la atención de los observadores y crear experiencias satisfactorias.
Nos sentimos mucho más vinculados a espacios que nos resultan cercanos, por lo tanto, la verdadera personalización es la que marca la gran diferencia entre un espacio y un espacio integral más significativo. Parte de lo que hace difícil el diseño emocional es el hecho de que cada individuo posee sus propias experiencias personales y aprendizajes asociados, por esta razón es tan importante entender cómo afectan las emociones a los usuarios en la toma de decisiones, si son motivados o desmotivados, su comportamiento y como perciben la personalidad del espacio.

En este caso, como Diseñadora Emocional, me enfrento a muchas consideraciones a la hora de diseñar. Destaco tres características que deben estar presentes; “útil, utilizable y deseable”.

Útil: Que realice la tarea para que fue diseñado.
Utilizable: Que sea de fácil uso o interacción.
Deseable: Que provoque sentimientos de placer y cree atracción.

¿Por qué Diseñar para las Emociones?

La emoción es una experiencia:

  • Las emociones son la energía que maneja y direcciona nuestra atención.
  • Las emociones pueden ser concebidas como la lente que constantemente colorea nuestra realidad.

Todo diseño es un diseño emocional:

  • El Diseño Emocional no es algo extraño, esta presente en todo lo que nos rodea incluso cuando no existió una intención.

Las Emociones dominan las decisiones que tomamos:

  • Tomamos decisiones basados en cómo nos sentimos.
  • Mientras más intensa es una experiencia emocional, más limitada es la habilidad de evaluar la situación conscientemente.

Las Emociones dominan la atención y afectan a la memoria:

  • Las experiencias negativas tienden a demandar mucha más atención que las experiencias positivas.
  • El Diseño Emocional direcciona la atención del usuario al elemento correcto en el momento correcto.

Las Emociones comunican personalidad, formas de relacionarse y crean significado:

  • Percibimos la expresión de las emociones y la personalidad en las cosas de nuestro entorno.
  • Los usuarios tienen mas afinidad a los espacios que parecen tener personalidades similares a las propias de ellos.

“Espero haberte ayudado un poquito más a entender lo importante que es el Diseño y la Deco en nuestras vidas” Y como siempre digo…

Diseño Interiores. Creo Sensaciones.

Da vida a tus emociones en tu hogar

Más de 15 años diseñando en armonía y equilibrio, creando espacios que te abrazan.

Abrir chat
Resuelve tus dudas aquí
¡Hola!

Estoy por aquí por si me necesitas.

Escríbeme para preguntarme lo que quieras.